La mamba negra es una de las serpientes de mayor longitud de África, siendo la longitud media de un ejemplar adulto de 2,5 metros y pudiendo llegar a alcanzar los 4,5 metros. Características de la mamba negra: su comportamiento Es una serpiente de actividad diurna y muy ágil, de hecho, es una de las serpientes más rápidas del mundo , siendo capaz de desplazarse a una velocidad de 20 km/h, cualidad que utiliza a su favor para la caza. Es una serpiente de actividad diurna y muy ágil, de hecho, es una de las serpientes más rápidas del mundo, siendo capaz de desplazarse a una velocidad de 20 km/h, cualidad que utiliza a su favor para la caza. Si se crían en libertad, pueden vivir hasta 12 años. Si deseas leer más artículos parecidos a Características de la serpiente mamba negra, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Animales salvajes. Sin embargo, cuando está acorralada, esta serpiente eleva la cabeza, a veces a una altura equivalente a un tercio de su cuerpo, despliega un capuchón como el de las cobras, abre su negra boca y sisea. En cada morderdura es capaz de inyectar 100 mg de veneno, siendo la dosis letal para un hombre adulto de apenas 10 o 15 mg. Su nombre no se debe al color de su piel, que suele ser verde oliva o gris, sino al negro azulado del interior de su boca, que abren cuando se sienten amenazadas. La mamba negra, científicamente conocida como Dendroas pispolylepis, es una serpiente escamosa de la familia Elapidae. Sin embargo, la invasión de su territorio, además de presionar a la especie, contribuye a que aumenten los potencialmente peligrosos encuentros entre el ser humano y estas serpientes. El color de su piel es verde oscuro o gris en el lomo y blanquecino o color crema en el dorso, mientras que el interior de su boca es negro azulado, característica a la que debe su nombre. La mamba negra vive en las sabanas y las colinas rocosas del sur y el este de África. Se le ha achacado la pérdida de numerosas vidas humanas, y los mitos africanos exageran sus poderes hasta proporciones de leyenda. Hay informes de especímenes individuales de más de 4,3 metros de largo, pero hasta la fecha esta información no ha sido documentada. Si el rival persiste, la mamba no ataca una vez, sino muchas, inyectando en cada ocasión grandes cantidades de una potente toxina que afecta al sistema nervioso y al corazón. La mamba negra caza durante el día siendo sus presas, principalmente, mamíferos, aves y reptiles de pequeño tamaño. La mamba negra es un animal esquivo, y cuando se le planta cara casi siempre intentará escapar. ¡Sigue leyendo! Se considera una especie terrestre, encontrándose entre la vegetación, huecos, madrigueras o rocas, aunque, en ocasiones, puede ser arbórea, sobre todo si se encuentra en ecosistemas con mucha vegetación. Esta familia se caracteriza por ser la propia de serpientes venenosas, siendo, la mamba negra, una de las especies más venenosas del continente africano. Contiene neurotoxinas y cardiotoxinas muy potentes que actúan a gran velocidad afectanto tanto al sistema nervioso como al sistema cardiaco, respectivamente. La reproducción de la mamba negra tiene lugar una vez al año, coincidiendo la época de apareamiento con el comienzo de la primavera. Términos y Condiciones de usoPolítica de Privacidad (Actualizada)Política de CookiesGestión del consentimientoGestión de cookies, Dos de las serpientes más mortales del mundo luchan en un campo de golf, Esta mujer logra sacar a una serpiente de casi 180 cm de su salón, La cascabel muda tiene un veneno increíblemente mortal, Ordeñar a estas arañas podría salvar vidas. La mamba negra es la serpiente más venenosa de África.